Reflexión sobre la introducción de la programación en las aulas

coding

Hace mucho que no escribía en el blog porque llevo una temporada metido en muchos proyectos que me retiran de mis elucubraciones mentales.

En este post, mi objetivo es reflexionar desde mi perspectiva de padre, ingeniero, programador y profesor sobre la corriente actual de pensamiento en la que se aboga por introducir la programación dentro de las aulas de los más pequeños.

Ultimamente he recibido el mismo pensamiento desde diferentes fuentes de la necesidad o idoneidad de introducir la programación dentro de la educación infantil. En concreto he visto:

He estado pesando en el tema y creo que tengo una posición privilegiada, soy padre de dos inquietos niños, soy programador y he sido profesor de programación en la Universidad. Con todo ello tengo una visión integral de la programación y los peques.

Siguiendo la propuesta que se lanza en el estupendo estudio La Educación Prohibida , a los niños no hay que enseñarles a ser curiosos, lo son por naturaleza, solo hay que darles las herramientas necesario y los estímulos para que nunca dejen de preguntar, aprender y curiosear.

Soy partidario de que hay que enseñar a los peques todo lo que podamos, yo intento responder a muchas de sus preguntas con experimentos, pruebas, intentos, más que con la respuesta correcta. Pero lo que tienen que aprender son técnicas generales, aplicables a cualquier problema sea computacional o no.

Mi opinión es que la educación estándar no fomenta la creatividad, todos los alumnos de un curso han de saber las mimas cosas al mismo tiempo, se castiga en caso contrario. Conseguimos con ellos hombre media (average people), no creo que a todos los niños les guste bailar ni a todos les guste los ordenadores y es genial que no sea así. De hecho era uno de los problemas más graves que me encontraba cuando daba clases de programación, la incapacidad de ser creativos, muchos solo eran capaces de resolver los problemas que tu previamente les habías resuelto, cualquier problema nuevo se volvía una tarea imposible. Ahora me arrepiento no haber podido darles herramientas para que esta creatividad fuera saliendo de forma más sencilla como TDD/BDD.

Lo que si me gusta es darle a los niños herramientas para enfrentarse al mundo con confianza, seguridad y la máxima posibilidad de éxito. Ya sabéis que me encanta el tema de agilismo, porque veo que se puede aplicar a muchas cosas, no es un pensamiento de programadores sino de personas. Creo que ese tipo de pensamiento analítico, de prueba y error, de aprender continuo, de nunca dejar de buscar mejorar, de compartir para aprender, etc sería genial introducirlo en las aulas.

Ayer mismo estaba con mi hijo pequeño de 3 años jugando al Duplo (versión XL de Lego), como además tenía una charla sobre Agile Games por la noche me pareció genial intentar un enfoque iterativo, incremental con mi hijo de 3 años. La experiencia fue genial, le pregunté ¿qué quería hacer? la respuesta era más o menos esperada (el 90% de tiempo es o un dinosaurio o un barco o un avión) , en este caso eligió avión. Normalmente cuando hacemos una figura juntos, yo decido la estructura y él me ayuda poniendo piezas o tomando pequeñas decisiones de diseño, esta vez lo enfoqué de otra forma.

Primero hice el avión más sencillo posible , básicamente una cruz con un segmento más grande que otro, obviamente mi hijo se sintió decepcionado (en su interior me tuvo lástima), antes habíamos hecho obras faraónicas y ahora le daba esto. Pero le dije, “¿Qué más le podemos poner?”, y empezó a poner piezas para crecer el avión, tomando decisiones de diseños, equivocándose, incluso quitando secciones completas para volverlas a hacer intentado mejorar el diseño. Estoy 100% seguro que aprendió mucho más que viendo como yo hacía un modelo con un montón de piezas, de hecho quedo confirmado cuando se pasó un buen rato jugando con el avión, cuando normalmente después de construir algo lo destruye al minuto siguiente.

Ese es el objetivo que debiéramos perseguir: Dotar de herramientas de análisis, estudio de resultados, iteración y mejora, ensayo y error, eliminar la basura innecesaria, etc. Algunos adultos lo hemos aprendido mucho más tarde de lo que debiéramos. No hay que poner iPads en las aulas, ni enseñarles BASIC a los alumnos como un fin en si mismo. Enseñemos análisis de problemas, dividirlos en partes (divide y vencerás), soluciones sencillas para problemas sencillos y luego composición de soluciones, patrones de comportamiento. Si ellos interiorizan estas herramientas generales, dará igual que tengan que construir un robot, una casa, operar a un paciente, pintar un cuadro o programar una aplicación web. Enseñémosles a aprender y mejorar de los errores, a que hay que mancharse las manos, que no hay éxitos ni fracasos todo es aprendizaje. Me encanta la película Descubriendo a los Robinsons  porque aborda ese tema.

Os dejo algunos enlaces :

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s